Estrategias y políticas de conciliación en las empresas de economía social, favorecedoras de la igualdad de oportunidades laborales entre mujeres y hombres.

  Noticias

Esta guía es el resultado de una investigación financiada por el Servicio Regional de Empleo de la Comunidad de Madrid como parte de la línea de actividades orientadas al Fomento de la Economía Social. Desde las cooperativas Pandora Mirabilia y Andaira consideramos interesante indagar cómo las empresas de la llamada economía social están gestionando la conciliación de la vida laboral y personal en su actividad cotidiana y cómo, en definitiva, se están poniendo en práctica principios de la economía social como es el fomento de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.

Entre los principios orientadores de toda entidad de economía social recogidos en la Ley 5/2011 en primer lugar está la “Primacía de las personas y del fin social sobre el capital, que se concreta en gestión autónoma y transparente, democrática y participativa”. Este principio es el punto de partida de la investigación llevada a cabo, a lo que se une otro de los principios que explicita la preocupación por la gestión ética y solidaria de los equipos y la sostenibilidad del modelo social: “Promoción de la solidaridad interna y con la sociedad que favorezca el compromiso con el desarrollo local, la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, la cohesión social, la inserción de personas en riesgo de exclusión social, la generación de empleo estable y de calidad, la conciliación de la vida personal, familiar y laboral y la sostenibilidad.”

Las características de las empresas de economía social difieren de las empresas de naturaleza capitalista en varios aspectos que caracterizan el desarrollo empresarial de las mismas. Las empresas de economía social se rigen en su funcionamiento por los valores y principios cooperativos y fomentan unas relaciones económicas éticas y solidarias, con objeto de promover el beneficio social de toda la comunidad. En muchos casos, las cooperativas se sitúan dentro de los valores de la economía social, pero no siempre su formula empresarial es garantía de dichos valores.