Reglamentos para transformar ciudades

  Noticias

¿Qué margen de maniobra tenemos la ciudadanía para intervenir
en la gestión y dirección de las políticas públicas de nuestra ciudad?

 

Las garantías formales para la implicación ciudadana en la gestión de lo público pasan, entre otras cosas, por la elaboración de reglamentos de participación ciudadana. Estos reglamentos son los documentos que garantizan las vías, los canales, así como las herramientas para trasladar las demandas de la población a la institución como para obligar a la institución a rendir cuentas ante la ciudadanía.

Los reglamentos de participación ciudadana son los instrumentos encargados de generar las estructuras sociales necesarias para garantizar los derechos políticos y sociales de las personas que habitamos en las ciudades. Facilitan el diálogo entre el tejido social y la institución, promoviendo que la ciudadanía sea agente de su propio cambio.

Pero la construcción de un reglamento de participación no debe ser un ejercicio unilateral por parte de los gobiernos; Para que sea un mecanismo de participación efectivo ha de contar en su redacción con el mayor número de voces posible: En este proceso la gente interviene en la construcción del documento que regulará su posición en la gestión de lo público. En otras palabras: la ciudadanía debe participar para construir sus herramientas de participación.

Para que exista una transformación real de las ciudades, ésta tiene que surgir desde la base: que sean las voces de la calle las protagonistas, trabajando desde modelos de gestión participativos, inclusivos y democráticos, tomando parte activa en el cambio y la transformación social.